El hombre indicó que tenía problemas con su pareja

SANTO DOMINGO, República Dominicana.- El señor Bernardino Amancio Mejía Romero se mostró arrepentido por haber intentado matar a sus cuatro hijos y luego tratar de suicidarse, injiriendo todos el mismo veneno.
Mejía Romero se justificó diciendo que los problemas con su pareja, Anabel Bonilla, lo llevaron a cometer el hecho.
Tanto Mejía Romero como los niños, quienes residen en el municipio Las Terrenas, provincia Samaná, fueron trasladados al hospital municipal de San Francisco de Macorís, donde se informó que son muy escasas las posibilidades de sobrevivir de los afectados.