Mediante el Decreto 210-17, el presidente Danilo Medina designó al arquitecto Nelson Toca Simó como nuevo ministro de Industria, Comercio y Mipymes, en lugar de Juan Temístocles Montás, implicado en el caso Odebrecht.
Montás había puesto su cargo a disposición del presidente  Medina tras ser acusado por la Procuraduría General de la República de haber incurrido en ilícitos en relación al caso de sobornos Odebrecht.
El juez de la Instrucción Especial Francisco Ortega Polanco impuso a Montás, como medida de coerción por el caso, seis meses de prisión preventiva en la Cárcel Modelo de Najayo.